moneda virtual

¿Es el Bitcoin “la crónica de una muerte anunciada”?

Con las nuevas tecnologías han proliferado nuevos modos de pago como, por ejemplo: el método PayPal, tarjetas virtuales e incluso, monedas virtuales. Nos referimos en el presente artículo a este último modo de pago, en concreto, a los bitcoins.

Cuando hablamos de “bitcoin” hacemos alusión a una moneda virtual, creada en el año 2009, que tan sólo tiene uso dentro del espacio de internet, por lo que podríamos afirmar; que se trata de una moneda por y para internet.

Debemos indicar que dicha moneda no puede ser convertida directamente en dinero “real” o material, es decir, no se puede convertir por sí misma en monedas o billetes físicos. No podemos acudir a un cajero automático y obtener monedas y billetes bitcoin. Para tener dinero “real”, deberemos realizar el cambio de bitcoins a otras divisas existentes (euros, dólares, francos suizos, etc). En internet están en auge las empresas dedicadas al cambio de bitcoins por otras divisas.

¿Quién controla esta moneda virtual?

El quid de la cuestión; radica en el hecho que ninguna autoridad controla la fluctuación de la moneda, ni aplica restricciones, ni adopta ninguna regulación al respecto. Al contrario, son los propios usuarios que intervienen los que controlan todo este sistema de moneda virtual amparándose en la ley de la oferta y la demanda. No se encuentra bajo el control de ningún Banco Central, por lo que la convierte en una moneda inestable. No es menos cierto mencionar que sí existe un límite cuantitativo: sólo estarán disponibles veintiún millones de Bitcoins.

Hemos indicado anteriormente; que el control de dicha moneda se ejerce por los usuarios, no obstante, ello no debe provocarnos una inseguridad absoluta ya que las monedas no pueden ser, en un principio, falsificables debido a que cada usuario posee una clave privada asociada a una clave pública.

Las ventajas que ofrecen los bitcoins son que están adaptados a las nuevas tecnologías, ya que permite un uso flexible a través de aplicaciones para el móvil o Tablet, permiten adquirir productos y están libres de comisiones ni impuestos.

Monedas virtuales y Blanqueo de Capitales.

Por contra, estas monedas virtuales facilitan la financiación de actividades delictivas y favorecen el blanquero de capitales. Pese a ello, a día de hoy, el bitcoin sigue siendo legal; tanto en nuestro país como en otros países, dado que no hay ninguna ley expresa que la prohíba y porque el bitcoin se basa en un sistema de transacciones.

Como en todo; ya están surgiendo empresas que se dedican a operar y gestionar el bitcoin. Ofreciéndolo a personas sin conocimientos financieros asegurando altos beneficios, algo que nos recuerda a la colocación masiva de productos financieros calificados como “basura” que provocaron, y siguen provocando, que muchos afectados hayan perdido parte, o incluso la totalidad de sus ahorros.

Por este motivo desde Tarinas Viladrich Bufete consideramos que, con dicha moneda, hay que actuar con gran cautela; y las personas sin conocimientos específicos deberían abstenerse de usarla o hacerlo de forma muy puntual.

Para más información, puede contactar con nosotros:

Solicitar información
2018-09-19T10:12:54+00:007, septiembre, 2018|Actualidad, TIC|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies