¿Cómo declaro mis criptomonedas?

Criptomonedas

Cosas a tener en cuenta a la hora de invertir.

El Bitcoin y las criptomonedas en general, son un tema muy candente en la actualidad no solo por su novedad y su rentabilidad, sino también por la confusión generada a la hora de tributar o de declararlas. Muchos inversores no saben cómo deben declarar fiscalmente las operaciones que realizan con bitcoins u otras criptomonedas pues están mayoritariamente centrados en las fluctuaciones, la rentabilidad y las tendencias, sin embargo, lo que no saben es que la fiscalidad de estos productos financieros es también un factor clave en la toma de decisiones y un elemento a tener muy en cuenta si no queremos ver como nuestro esfuerzo y dinero se desvanece. Estamos tratando inversiones significativas y con nuestros ahorros, no merece la pena arriesgarlo por un error burocrático o un mal asesoramiento.

Es por eso, que en TARINAS LAW AND ECONOMY hemos decidido publicar una serie de artículos, siendo éste el primero, como fase preparatoria a la campaña de renta 2020 y como un paso previo a la inversión en el mundo del Bitcoin y las criptomonedas, porque un buen asesoramiento te permitirá centrarte en lo que realmente es importante, tu inversión y no los efectos colaterales de ésta, ¡que de eso ya nos encargamos nosotros!

EL BITCOIN Y LAS CRIPTOMONEDAS EN IRPF

Lo primero que debemos tener presente es que la tributación de las criptomonedas se equipara a las operaciones financieras tradicionales por lo que cualquier transacción que genere tanto una ganancia como una pérdida debe incluirse en nuestra declaración de la renda, calificándose como ganancias de patrimonio y clasificadas en la base imponible del ahorro.

En este sentido, se sumarán al resto de ganancias y pérdidas patrimoniales que provengan de venta de acciones, fondos de inversión… es decir, recibirán el mismo tratamiento que la venta de acciones cotizadas en mercados negociables y deberemos integrar las diferencias entre los precios de compra y de venta de las criptomonedas. Por tanto, ¿qué pasa con las pérdidas? Pues si el saldo del conjunto de transmisiones a final del ejercicio es negativo, se podrá compensar en ese mismo ejercicio, con saldos positivos de otras ganancias patrimoniales sin límite alguno, y además también podremos compensar los saldos negativos de otros rendimientos de capital mobiliario como pueden ser intereses generados por cualquier producto financiero, pero con el límite del 25% de esos saldos negativos, y el resto, en los 4 años posteriores.

¿Qué debo hacer si voy a tener una ganancia patrimonial importante al vender mis bitcoins o criptomonedas? Quizá es un buen momento para tratar de vender ese activo que desde hace tiempo tiene una tendencia negativa y de bien seguro va a darme pérdidas.

¿Qué pasa si vendo mis criptomonedas y reinvierto en otra moneda virtual? A efectos fiscales, da igual que no tengas ese dinero de la venta a tu disponibilidad, si has vendido, y hay ganancia, debes tributar por ello al producirse una alteración patrimonial y la reinversión de ese dinero se tratará fiscalmente como una operación independiente a la primera.

EL BITCOIN Y LAS CRIPTOMONEDAS EN EL IMPUESTO SOBRE EL PATRIMONIO

Sin embargo, la fiscalidad del bitcoin y las criptos en general no acaba aquí, también debemos tener en cuenta otras obligaciones como el Impuesto sobre el Patrimonio, en el que también deben incluirse el valor de nuestra cartera de criptomonedas a fecha 31 de diciembre de cada año, es decir, deberemos echar una foto de nuestras posiciones abiertas a final de año de cara a la presentación del Impuesto de Patrimonio. Eso sí, siempre que se supere el mínimo de valor patrimonial por el cual quedaremos obligados a presentarlo incluyendo el resto de nuestros activos. Al tratarse de un impuesto comunitario los mínimos exentos varían en función de la comunidad autónoma en la que estemos; en Cataluña, el mínimo exento es de 500.000 euros mientras que en el resto de España es de 700.000 euros como marca la norma estatal.

EL BITCOIN Y LAS CRIPTOMONEDAS EN EL MODELO 720

También deberemos guardar esa foto a 31 de diciembre para otro modelo meramente informativo (pero con elevadas sanciones por la falta de presentación) como es el modelo 720.

El modelo 720 obliga a informar de los bienes y derechos que los residentes fiscales españoles poseen en el extranjero, por lo que si poseemos criptomonedas que estén depositadas en el extranjero, por un valor superior a los 50.000 euros (valor de mercado, no el de adquisición), entonces estamos obligados a declararlas bajo el riesgo de sanciones muy elevadas.

¿De qué sanciones estamos hablando? ¿Merece la pena arriesgarse? Estas son las sanciones si la Administración nos descubre sin presentar el modelo 720:

  • La sanción por presentación incompleta u omitiendo datos, es de 5.000 euros por dato con un mínimo de 10.000 euros.
  • Te imputaran en renta una ganancia patrimonial no justificada en la base liquidable general (hasta el 48%) de IRPF; igual que si hubieran descubierto que tienes dinero no declarado.
  • Sanción formal del 150% sobre el resultado de la renta tras la imputación mencionada.

Como vemos, son sanciones desmesuradas que en muchos casos acaban siendo confiscatorias, al resultar superior la sanción, que el dinero no declarado. Dicho régimen sancionador está recurrido al Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea, aunque de momento estamos a la espera de sentencia.

EL MINADO DE CRIPTOMONEDAS

Por otro lado, un caso muy distinto es el minado de criptomonedas; que en realidad constituye una actividad económica que también deberá ser incluida en la declaración de la renta. Un buen asesoramiento, en cuanto a planificación fiscal se refiere, puede ser un factor clave en un mundo que fluctúa; y que de momento no tiene una regulación propia… Hay que andarse con pies de plomo.

Tarinas Law and Economy somos expertOs en el tratamiento fiscal de las criptomonedas. Disponemos de oficinas en Barcelona (Calella, Mataró, Preimà de Mar, Vic), Madrid y Andorra; por lo que nuestros años de experiencia junto con una posición geográfica estratégica son elementos clave para el correcto tratamiento y planificación de lo que viene a ser uno de los desafíos más exigentes en la actualidad para la Administración, las criptomonedas y el poco conocimiento que se tiene de este producto.

    He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad

    Autorizo recibir ofertas y promociones, así como otra información comercial y de interés