Hacienda estrena este año un apartado exclusivo para la declaración expresa de monedas virtuales

El comercio de criptomonedas està incluido en el apartado de pérdidas y ganancias patrimoniales del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas siempre que no se realicen dentro del seno de una actividad económica (minado de criptomonedas o brokers) sin embargo, en este post nos centraremos en el trading que realizan los particulares a diario, sin organización de medios materiales ni personales o uno de los dos, que pueda ser calificado de actividad económica.

Operaciones con criptomonedas y cómo declararlas

Lo primero que debemos tener claro es que el comercio de criptoactivos tributa por la diferencia entre el valor de transmisión y el de adquisición. El valor de transmisión corresponde al importe de la venta de cada uno de los títulos vendidos, mientras que el valor de adquisición corresponde al precio de compra de cada uno de los títulos o unidades de la criptomoneda en cuestión;

¿Pero cómo funciona si no vendo los mismos títulos que compré? Pues se regula por el método FIFO (first in first out), es decir, el primero que entra, es el primero que sale, por lo que, si hago una venta parcial por primera vez una parte de ese activo, el cálculo de la ganancia se hará comparándolo con lo que me costó el primer título que compré.

Por esta razón, siempre recomendamos a nuestros clientes llevar un control minucioso de las compras realizadas, tanto por fecha como por valor unitario. En caso de no tener este valor de adquisición inicial, la regulación nos indica que debemos coger cero como valor de adquisición, por lo que nuestra ganancia patrimonial y en consecuencia el importe a tributar se dispara significativamente. Llevar este control es esencial si queremos que la carga tributaria no solape nuestro margen de beneficio.

Imputaremos la ganancia en el momento en el que procedemos a la entrega de las monedas virtuales, según contrato, (cuando oficialmente dejan de pertenecernos) con independencia del momento en el que recibamos el pago. Las ganancias o pérdidas patrimoniales se imputan en el periodo en el que se haya realizado la entrega (salvo en casos muy particulares y previamente acordados).

Los informes fiscales de las plataformas internacionales como Binance, no están adaptados a nuestro sistema tributario por lo que no reflejan con exactitud los datos comentados así que por eso recomendamos a nuestros clientes, llevar un control de forma manual.

Tipos de operaciones de criptomonedas que deben ser declaradas en el IRPF:

  • Cambio de moneda virtual por moneda de curso legal. Este tipo de operaciones se da con la compraventa de monedas virtuales mediante la entrega de euros o cualquier otra moneda de curso legal como método de pago. Dichas ganancias irán a la base del ahorro y tributan a un tipo impositivo del 19% al 26%.Todos los gastos o comisiones relacionados con la operación son totalmente deducibles siempre que guarden relación directa y hayan sido soportados por el propio contribuyente.
  • El intercambio de una moneda por otra diferente es lo que se conoce como una permuta, y al contrario de lo que mucha gente cree, se trata de una alteración patrimonial que debemos incluir en la declaración de la renta. Al intercambiar una cantidad de una moneda por otra, se pone de manifiesto la obtención de una renta por lo que se da una ganancia o pérdida patrimonial.

¿Como cuantificamos la operación? La tenemos que valorar por la diferencia entre el valor de adquisición de la moneda entregada, y el mayor entre el valor de mercado de la misma moneda entregada en dicha fecha, y el valor de mercado de la moneda que recibimos a cambio.

En posteriores transmisiones, el valor de adquisición de las monedas recibidas mediante la permuta será el valor que hemos tenido en cuenta, mientras que el valor de mercado es el acordado entre sujetos independientes para su transacción.

Dado que a veces es complicado conseguir el certificado histórico, recomendamos guardar algún tipo de documento que acredite el valor de mercado en la fecha indicada, por si existiera comprobación de valores por parte de Hacienda.

De la misma forma que el punto anterior, este tipo de transacciones tributan en la base del ahorro.

  • El stacking es una operación que trata de adquirir criptomonedas para mantenerlas bloqueadas a cambio de un beneficio económico, viene a ser lo equivalente a la obtención de dividendos en el mundo de las acciones. En estas operaciones, lo que tributa es la obtención del beneficio y como en los otros casos, irá a la base del ahorro pudiendo deducir cualquier gasto o comisión que la plataforma nos haya cobrado.

Por último, recordamos que las criptomonedas también deben tributar por el Impuesto de Patrimonio, en este caso, por el hecho de poseerlas a 31 de diciembre, y deberá informarse del valor de mercado en dicha fecha.

Déjanos tu mensaje y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible

    Acepto la Política de Privacidad.

    Autorizo recibir ofertas y promociones, así como otra información comercial y de interés del grupo de empresas de Tarinas.

    Contacto

    También puedes contactar con nosotros por teléfono, email y redes sociales.

    931 155 111
    937 660 652
    672 212 345
    tarinas@tarinas.com