negligencias médicas en los servicios de salud

Condenan por negligencia médica a varios servicios españoles de salud

La deshumanización actual de muchos centros médicos, la falta de control sobre sus empleados y la mala capacitación de estos, se traduce en una mala atención, y en muchos casos, en una negligencia médica.

Cada vez salen a la luz más casos que muestran como algunos profesionales de la sanidad actúan contraviniendo los protocolos y la práctica médica habitual. Esta actuación negligente ocasiona en el paciente daños no solo físicos, sino también psicológicos, morales y económicos, que deben ser reparados.

Mala praxis, Negligencias Médicas en Servicios de Salud.

La mala praxis es un término que se utiliza para referirse a la responsabilidad profesional por los actos realizados con negligencia. La forma más conocida es la mala praxis médica, es un término que se emplea para indicar una actuación médica realizada de forma negligente ya sea por acción u omisión.

En Tarinas Viladrich Bufete hemos recopilado algunas de las condenas más recientes por negligencias médicas, en este caso a Servicios de Salud.

Condena millonaria al Servicio Andaluz de Salud.

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo 6 de Málaga, ha condenado al Servicio Andaluz de la Salud; al pago de 1,2 millones de euros por una negligencia ocurrida en el Hospital Materno Infantil. Esta negligencia, consistió en dejar a una niña sin oxígeno en el cerebro durante 18 minutos.

El caso se remonta al año 2011, cuando una niña con síndrome de Down ingresó en el mencionado hospital con un cuadro de neumonía multifocal e insuficiencia respiratoria. Tras pasar dos días en Pediatría sin mejora y serle diagnosticada la gripe A, decidieron trasladar a la niña a la UCI pediátrica, donde la intubaron esperando que así mejorara su respiración. Los médicos aconsejaron a los padres no quedarse a dormir con su hija ya que así ella descansaría mejor, e igualmente estaba sedada.

Una madrugada de las de su ingreso, los padres de la niña recibieron una llamada; en la que les comunicaban que su hija había sufrido una parada cardíaca por un accidente en la extubación.

La menor, que tenía reconocida una discapacidad del 35%, estuvo sin oxígeno en el cerebro 18 minutos, y como consecuencia, se le produjo un daño irreparable a nivel cerebral.

La indemnización millonaria acordada por el juez se desglosa en 13.299,57€ por los días de curación; la suma de 412.294€ para las lesiones permanentes, secuelas y el daño estético; la cantidad de 191.725,34€ por su incapacidad permanente, que requiere la ayuda de otra persona por su invalidez, cuantificada en 383.450,65€; así como el daño moral causado a la menor por 95.862,67€; y a los padres por 140.000€.

Condenas al Servei Català de la Salut.

Un Juzgado de Girona, ha condenado recientemente al Servei Català de la Salut, a indemnizar con la cantidad de 135.244€ a un padre; por una mala praxis que concluyó en el suicidio de su hijo de 19 años.

El joven acudió al Hospital de Santa Caterina de Salt tras un intento de suicidio. Le tuvieron un día en observación y le dieron el alta rápidamente. El historial del chico recogía tres intentos previos de suicidio; por lo que lo correcto hubiese sido proceder a su internamiento psiquiátrico, en vez de proceder a su alta.

Los médicos restaron importancia a los intentos de suicidio con fármacos, tomando en cuenta tan solo la vez en que se intentó ahorcar. La sentencia ha dictaminado que su actuación médica no fue la correcta en ningún caso.

El Servei Català de la Salut también ha sido condenado a indemnizar; con la cantidad de 69.172€, a los familiares de una mujer que falleció en una operación de cadera. Debido a la mala praxis en la que incurrieron los profesionales del Hospital Sant Pau.

Parece que los cirujanos, a la hora de introducir el tornillo que sujetaba la prótesis de cadera; lo hicieron demasiado profundamente, perforándole la vena ilíaca. Esto, provocó que la paciente sufriera una brusca caída de la presión arterial; pero, aun así, no fue de nuevo intervenida hasta seis horas después de estar en reanimación.

Este caso no llegó a los tribunales, puesto que se ofreció a la familia un acuerdo extrajudicial, que aceptó. Se ofreció una indemnización de 50.000 Euros para el viudo de la paciente; y 4.793 para cada uno de sus hijos.

Condena al Servicio Madrileño de la Salud.

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº19 de Madrid, ha condenado al Servicio Madrileño de la Salud; al pago de 16.000 euros de indemnización. Por el daño que se ocasionó a un paciente, como consecuencia de falta de información de los riesgos de la operación; así como quemaduras ocasionadas durante el transcurso de esta.

La paciente diabética, de 63 años, presentaba rigidez en los dedos de la mano izquierda, lo que no le permitía un desarrollo normal de su vida. Por ello, decidió someterse a una intervención quirúrgica, no obstante, durante esta; le produjeron quemaduras graves y ampollas al aplicarle suero fisiológico a altas temperaturas.

La sentencia concluye que no existía protocolo quirúrgico de intervención, que es un documento elemental del acto quirúrgico. Finalmente, establece que se «lesionó la autodeterminación del paciente al impedirle elegir con conocimiento entre las diversas opciones que se le presentan» concluyendo que «el consentimiento informado no era el adecuado en atención a sus condiciones de salud especificadas y determinadas por su diabetes».

Estos son tan solo algunos ejemplos de los muchos casos de negligencia médica; que pueden dar lugar a una indemnización por los daños irreparables causados.

Si usted o algún conocido ha sufrido un caso de negligencia médica, póngase en contacto con Tarinas Viladrich Bufete; estudiaremos su caso y le ayudaremos a reclamar la indemnización que le corresponde.

Solicitar información