RECLAMAR BONOS Y ACCIONES ABENGOA

reclamación abengoa

En el año 2016, la prensa se hizo eco de la difícil situación económica que estaba atravesando la multinacional española Abengoa; cuya especialidad es la energía y el medio ambiente.

En el año 2020, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) suspendió de cotización a la empresa Abengoa por encontrarse cerca de la quiebra; habiendo sido rescatada tres veces antes de su quiebra definitiva.

Todo ello, impedía que sus inversores pudieran liquidar sus acciones en el mercado, lo cual lleva aparejado dos grandes problemas.

  • El primero de los problemas era que no se daba los accionistas la posibilidad de que las acciones se revalorizasen; ni, de que pudiesen recuperar parte de su inversión.
  • El segundo de los problemas era que los brókeres de los accionistas continuaban reclamando la comisión de custodia; por unas acciones que no estaban operando en el mercado.

Los accionistas de Abengoa acumulaban unas importantes pérdidas

Cuando la empresa llevaba prácticamente cinco meses suspendida de cotización; los accionistas de Abengoa ya acumulaban unas importantes pérdidas, no pudiendo acudir al mercado para tratar de vender las mismas.

En el informe de cuentas anuales fechado el día 27 de abril de 2017, el director general del grupo afirmó que; pese a que el acuerdo de reestructuración de Abengoa se firmó en marzo de 2017; existían incertidumbres sobre la capacidad de Abengoa para ejecutar el plan de viabilidad; así como mostraba una preocupación por la continuidad del grupo.

Actualmente, la empresa Abengoa ya se encuentra en concurso de acreedores; habiendo sido autorizado por el juzgado, al acumular la entidad un déficit patrimonial de unos 388 millones de euros, habiendo fracasado el plan de rescate. La empresa conserva las facultades de administración y disposición de su patrimonio; aunque sometida a la intervención de la administración concursal.

Las entidades bancarias procedieron a la venta de las acciones Abengoa el mes de abril de 2017

Pocos días antes del desplome de la empresa, las entidades bancarias habían vendido la mayoría de los títulos que poseían. Se estima que las entidades bancarias consiguieron unos 200 millones de euros con la venta de esas acciones.

Casualmente, las entidades bancarias procedieron a la venta de las acciones Abengoa mayormente en el mes de abril de 2017; pocos días antes de que la empresa comunicase las dudas sobre la primera de las reestructuraciones que tuvo el grupo.

Las entidades bancarias se dedicaron a comercializar productos de Abengoa entre clientes minoristas y particulares; lo cual no era lo más idóneo, por cuanto por su configuración, deberían haberse comercializado a otro tipo de clientes, en concreto, personas con conocimientos financieros o expertos en la materia.

Además, debe destacarse la poca transparencia a la hora de comercializar estos productos; sin realizar a la mayoría de clientes el preceptivo test de transparencia y de idoneidad, con carácter previo a la contratación; y sin advertir de la situación en la que se encontraba la empresa; omitiendo los riesgos de la operación y únicamente destacando sus posibles beneficios.

Por tanto, las entidades financieras no informaron a los clientes de las verdaderas características de los productos; omitiendo información sumamente relevante que, previsiblemente, de haberse facilitado a los clientes, éstos no los hubiesen contratado.

La transparencia es un elemento clave en las relaciones entre las entidades financieras y sus clientes, por ello, la falta de transparencia a la hora de contratar cualquier producto bancario constituye una práctica abusiva que es susceptible de reclamación.

Existen más de 10.000 afectados.

Se estima que existen unos 10.000 afectados por productos Abengoa tales como pagarés, bonos y bonos convertibles; estimándose una media de 50.000 Euros invertidos por accionista.

La gran pregunta que se planteaba era si se podían vender acciones de empresas que se encuentran suspendidas de cotización; y la respuesta es sí, según la opinión de este Bufete, y en consonancia con lo indicado por organizaciones expertas en consumo; nada impediría realizar la venta a quien acepte ser su titular; ahora bien, esta venta debería realizarse ante Notario y fijar un precio de venta fuera del marco bursátil.

Otra de las grandes preguntas es por qué los accionistas no esperaron a que la sociedad volviese a cotizar y con ello, intentar recuperar parte de la inversión.

Lo que ha sucedido en este caso, es que la empresa Abengoa ha quebrado, por lo que parece que quedarse como accionista no es la mejor opción; no obstante, vender estos títulos tampoco es fácil, ya que difícilmente alguien querrá adquirir acciones de una empresa en concurso de acreedores; y difícilmente alguien querrá adquirirlas por encima del precio al que las mismas fueron suspendidas, dificultando a los accionistas poder recuperar su inversión.

Experiencia en casos similares.

La experiencia del abogado en casos similares es un elemento clave para escoger un Bufete que le represente; ya que ésto le aportará seguridad y confianza. Otro de los elementos imprescindibles a tener en cuenta es la especialización del abogado en la materia; ya que un abogado que conozca en profundidad la materia, podrá ofrecer un asesoramiento más completo y de mayor calidad.

En Tarinas Law & Economy tenemos una amplia experiencia en la reclamación de abusos bancarios; en concreto, somos expertos en la reclamación de acciones y productos complejos.

Muestra de ello es nuestra gran experiencia en los Juzgados y Tribunales reclamando las acciones de Banco Popular, entre muchas otras; además de nuestro porcentaje de éxito, superior al 90%.

Sin duda, si busca un abogado de confianza, Tarinas Law & Economy es muy buena opción. Nuestros orígenes se remontan a 1937, por consiguiente, tenemos absoluta conciencia de la importante función que nos confían nuestros clientes; que supone nada menos que la defensa de sus derechos.

No ponga en duda, por lo tanto, la importancia de contratar los servicios de buen abogado. La defensa de sus derechos debe ser siempre lo primero; y recuerde, una buena defensa siempre empieza por un correcto asesoramiento. A menudo, los derechos son de quienes quieren defenderlos.

Si ha contratado algún producto financiero de la empresa Abengoa, tal como bonos o acciones, habiendo perdido parte o la totalidad de la inversión; no dude en contactar con nosotros, estaremos encantados de ayudarle a reclamar la devolución de lo que en tu caso le corresponda.

    He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad

    Autorizo recibir ofertas y promociones, así como otra información comercial y de interés