¿QUÉ ES UNA CORREDURÍA DE SEGUROS?

Las Compañías de Seguros son grandes empresas del sector financiero que comercializan sus servicios; las llamadas pólizas o contratos de seguro, directamente por sus propios medios (actualmente a través de internet o por anuncios en la radio o televisión, entre otros), o bien valiéndose de profesionales independientes, que además prestan servicios de gestión, atención al asegurado y lo asesoran. Esta actividad se denomina actualmente Mediación de Seguros Privados.

Qué es una correduría de Seguros

Mediación de Seguros Privados

En España, con el fin de regular la actividad de Mediación de Seguros Privados en el año 1908 se dispuso la creación de un Cuerpo de Corredores Jurados de Seguros; y en 1934 apareció la figura de los Agentes Libres de Seguros.

Después de diversas modificaciones legislativas, en la actualidad, la Mediación de Seguros Privados establece dos figuras principales, entre otras:

  • la del Agente de Seguros:
    • que es el representante de una Compañía de Seguros y por lo tanto el distribuidor de los productos y servicios de ésta
  • y el Corredor de Seguros:
    • figura imparcial e independiente que asesora al cliente sobre los diferentes tipos de seguros que ofrece el mercado asegurador; y sobre cuál se adapta mejor a sus necesidades

Mediador de Seguros

Actualmente, el Mediador de Seguros es el asesor que analiza los riesgos a los que está expuesto una persona o negocio. Establece los perjuicios económicos que podría sufrir como consecuencia de un siniestro y aconseja al cliente sobre el tipo de seguro y coberturas que más le convienen en función de su situación personal y de dicho análisis.

Agente de Seguros

El Agente o Agencia de Seguros es un representante de una concreta Compañía de Seguros, vinculado a la misma por un contrato de agencia. El Agente o Agencia de Seguros depende de dicha Compañía de Seguros; bajo cuya responsabilidad trabaja, siguiendo sus órdenes y ofreciendo tan sólo sus productos y soluciones aseguradoras. Es, por tanto, un pequeño brazo de la propia Compañía.

El Corredor de Seguros o Correduría de Seguros, actuará siempre bajo sus propia organización y responsabilidad; siendo intermediario de varias Compañías de Seguros, sin estar vinculado a ninguna de ellas, totalmente imparcial e independiente, con el fin de comercializar los Contratos de Seguros con sus propios clientes; y buscando siempre la mejor opción para éstos. En el mundo anglosajón se les conoce como Brokers.

La Ley establece que las comunicaciones realizadas por el cliente al Agente se entenderán hechas a la propia Compañía; mientras que las comunicaciones realizadas por el Corredor a la Compañía serán como si las hubiese efectuado el propio cliente.

Las Corredurías de Seguros

Las Corredurías de Seguros son los expertos entre la Compañía de Seguros y el Asegurado. Su cometido es buscar la mejor solución para su cliente en todo el mercado asegurador. Su independencia respecto a la Compañía de Seguros es una garantía para sus clientes.

Los Corredores de Seguros

Además, respecto a un Corredor o Correduría de Seguros se puede decir que:

  • el Corredor realizará todos los trabajos necesarios relacionados con la póliza de seguros de su cliente, en la contratación, conservación, renovación o cancelación de ésta; buscando si es necesario una nueva Compañía donde asegurar de nuevo el riesgo, mejorando las condiciones anteriores,
  • velará porque se respeten los derechos de su cliente defendiendo sus intereses frente a la Compañía. Con el fin de que se cumpla el pago de la indemnización convenida en el contrato de seguro,
  • ofrecerá a sus clientes el mejor asesoramiento especializado; porque conoce, no sólo los productos de una sola Compañía de Seguros sino todos los del mercado asegurador,
  • la calidad de su asesoramiento técnico está garantizado; ya que la Ley obliga a los Corredores a formarse continuamente para estar al día de todas las soluciones que ofrece el sector asegurador,
  • la experiencia en este sector es también fundamental. Los conocimientos adquiridos a lo largo del tiempo, las diferentes soluciones ofrecidas por cada Compañía de Seguros en el transcurso de los años; los siniestros acontecidos a los clientes y las respuestas y rapidez en la indemnización a los mismos por parte de cada Compañía. La seriedad en las tarifas y costes ofrecidos por las Compañías con o sin altibajos, la trayectoria de cada Compañía a lo largo del tiempo. Todo ello son señales, indicativos, signos y caracteres que son también muy importantes en la elección de las opciones ofrecidas a los clientes; y sólo es posible conocerlos gracias a una dilatada experiencia en este sector.
  • Finalmente, la reputación adquirida por un Corredor o una Correduría son importantes; porque le permiten acceder a ofertas y condiciones especiales que pueden ofrecer las Compañías de Seguros, redundado todo ello en beneficio del cliente.

Expertos en Seguros

Como dicen los abogados, un contrato es para no tener que usarlo. Lo mismo se puede decir de una póliza de seguros. Pero cuando hay que usarlo es vital que uno haya sido bien asesorado y contar en ese momento con la ayuda de un experto. Lo que no se ha previsto al principio ya no suele tener solución, porque muchas veces lo barato sale caro.

Tarinas Correduría de Seguros S.L. tiene sus antecedentes en el año 1937, cuando don Santiago Tarinas Josep inició esta actividad. Contamos hoy con más de 80 años de experiencia en el mundo asegurador; sin duda una garantía de profesionalidad y experiencia, que redunda en beneficio del cliente.