El impacto de las Apps en nuestra privacidad

Privacidad de las Apps

¿Utilizas Apps que acceden a tus fotografías? Entonces, este artículo te interesa

Actualmente, en el mundo de las Apps, es habitual que, como requisito previo para su funcionamiento, se exija al usuario el acceso a las imágenes de su dispositivo; además de requerir otros datos personales, muchas veces, innecesarios para la efectiva utilización de esta.

Cuando se dan a conocer este tipo de aplicaciones a través de redes sociales, los usuarios, sin pensarlo dos veces, las descarga. Ahora bien, casi nadie repara en leer la política de privacidad que determina cómo van a tratarse los datos que el usuario facilita.

En atención a lo anteriormente expuesto, parece que es necesario reflexionar sobre cómo estamos entregando nuestros datos y, por ende, nuestra privacidad a terceros.

Lamentablemente, en el mundo de las Apps, el incumplimiento de la normativa en materia de protección de datos es habitual. Y ello se extrae de la lectura de sus políticas de privacidad; políticas generales no personalizadas al caso concreto que no cumplen con las obligaciones dimanantes del REGLAMENTO GENERAL DE PROTECCIÓN DE DATOS (en adelante, RGPD, en vigor desde 2016).

Con carácter general, las Apps recolectan fotos y vídeos generadas por el usuario; datos identificativos y, asimismo, registran y analizan otros datos sobre el comportamiento del usuario. Es decir, se recogen más datos de los necesarios para el funcionamiento de la App. Y, asimismo, no solicitan el consentimiento expreso para el tratamiento de los datos de carácter personal; así como tampoco se ofrece la posibilidad de ejercitar los derechos en materia de protección de datos; sobre todo, de acceso – para saber qué datos tienen – y el de supresión – para solicitar que se eliminen los datos facilitados-.

En definitiva, tras la lectura de muchas de estas políticas, no queda claro qué ocurrirá con los datos personales que hemos proporcionado; perdiendo el control sobre los mismos.

¿Qué consecuencias puede tener?

Las implicaciones pueden ser múltiples, a modo de ejemplo, proporcionar imágenes de nuestro rostro comporta que pueda ser utilizado para el reconocimiento facial; siendo este un elemento fundamental de la identidad digital, motivo por el que las personas deben tomar conciencia y, por tanto, protegerlo.

Como comentario final, indicar que, poco a poco, gracias a determinadas noticias que ponen de manifiesto los incumplimientos de las empresas en materia de protección de datos; la gente va tomando conciencia de la importancia de proteger su privacidad y sus datos personales.