EL TRIBUNAL SUPREMO SE PRONUNCIA SOBRE LAS TARJETAS REVOLVING.

Muy recientemente, el pasado 4 de Marzo de 2020, el Tribunal Supremo se pronunció sobre las denominadas tarjetas revolving; considerando que una tarjeta con un interés del 27% anual es extremadamente alto, y por tanto, abusivo.

El Tribunal Supremo ya se había pronunciado con anterioridad en relación a las tarjetas revolving. Concretamente, mediante Sentencia dictada el 25 de Noviembre de 2015, declaró la nulidad de una tarjeta revolving al establecer que el interés fijado superaba el doble del interés medio de los créditos al firmarse el contrato.

Tarjetas Revolving

En un artículo anterior, os explicábamos con detalle qué son las tarjetas revolving y los peligros que representan para los clientes; en especial, para quienes ostentan la condición de consumidores y usuarios. Puedes consultarlo en el siguiente enlace: Tarjetas Revolving

El problema de las Tarjetas Revolving

El principal problema que llevan aparejado este tipo de tarjetas es que, con cada mensualidad, el cliente tan solo paga una pequeña parte del importe que correspondería al principal o a la cantidad realmente adeudada. Mientras que la gran parte restante es en concepto de intereses.

Para comprender mejor el funcionamiento de este tipo de tarjetas, pongamos un ejemplo:

Financias 2.000 Euros con una tarjeta revolving con un tipo de interés del 29%.
Primer Mes

El primer mes, eliges pagar una cuota fija mensual de 60 Euros.

Según tus cálculos, el primer mes tu deuda ya se habrá reducido, y deberás 1.940 Euros (2.000 Euros – 60 Euros).

Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Lo que en realidad habrá sucedido es lo siguiente:

Como el tipo de interés de la tarjeta es del 29%, habrás pagado 48,34 Euros de intereses, que sumado a los 1.940 Euros que aún debes, da un total de 1.988,34 Euros.

En definitiva, habrás pagado 60 Euros, de los cuales solo 11,94 Euros habrán estado destinados a hacer frente a la deuda.

Segundo Mes

Igual que el mes anterior, pagas la cuota mínima de 60 euros.

Tras pagar el primer mes, sigues debiendo 1.988,34 Euros,

El proceso se repite, los 60 Euros que pagas no se destinan en su totalidad a reducir la deuda, por lo tu deuda para el mes siguiente no quedará en 1.928,34 Euros (1.988,34 Euros – 60 Euros).

Recordemos que se habrán generado unos intereses del 29%, por eso, pagarás 48,06 Euros de intereses, que sumado a los 1.928,34 Euros que aun debes, da un total de 1.976,4 Euros.

En definitiva, habrás vuelto a pagar 60 Euros, de los cuales tan solo 11,94 Euros habrán sido destinados al pago de tu deuda.

La espiral de endeudamiento de las Tarjetas Revolving

Por lo tanto, durante dos meses habrás pagado un total de 120 Euros, de los cuales 96,40 Euros habrán sido intereses, y tan solo habrás pagado 23,60 Euros de deuda.

A ese ritmo, si pagas 60 Euros durante todos los meses siguientes, tardarás unos 12 años en pagar los 2.000 Euros que solicitaste inicialmente. Eso en el mejor de los casos, si pagas religiosamente las mensualidades y no devuelves ningún recibo ni dejas ninguna cuota atrasada, ya que, en caso contrario, nunca terminarás de pagar tu deuda.

En definitiva, este tipo de tarjetas llevan a los clientes a entrar en una espiral de endeudamiento de la que es muy difícil salir.

Si tú o algún conocido, cree que tiene una tarjeta revolving y consideras que no te cuadran las cantidades entre lo que has abonado y lo que continúas adeudando, ponte en contacto con TARINAS LAW&ECONOMY, te asesoraremos y te ayudaremos a reclamar la cantidad que te corresponde.

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad

Autorizo recibir ofertas y promociones, así como otra información comercial y de interés