La cláusula 365/360

Cláusula 365/360

La denominada cláusula 365/360 es una cláusula relativa al cálculo de intereses común en los préstamos hipotecarios. A través de la aplicación de la mencionada cláusula, las entidades bancarias modifican la fórmula de cálculo de los intereses; estableciendo en el numerador la duración de un año en 365 días, mientras que en el denominador lo fijan en 360 días. Este doble criterio perjudica al cliente puesto que su cuota de intereses se incrementa en un 1,5% injustificadamente.

En definitiva, la entidad bancaria multiplica a su favor y divide en detrimento del consumidor.

Ejemplo de funcionamiento de la cláusula 365/360:

La fórmula suele estar representada de esta manera:

INTERÉS = Capital x Rédito x Tiempo
360

Imaginemos un préstamo de 175.000 euros de capital con un interés medio del 3% durante el plazo de 30 años.

Si la fórmula fuese equilibrada (360/360 o 365/365) multiplicaríamos el capital (175.000€) por el interés (3%), su resultado lo dividiríamos por 365 para saber el interés diario y a su vez tal resultado lo multiplicaríamos por 365 para saber el total de intereses anuales.

175.000€ x 3% / 365 = 14,38€ de interés diario

14,38€ x 365 días = 5.248,70€ de interés anual

Sin embargo, la inclusión en nuestro préstamo hipotecario de una cláusula 365/360 supone que los intereses que pagamos cada mes son el resultado de multiplicar por 365 días y dividir por 360 días; de tal forma que al final de un año habremos pagado 5 días más de intereses, lo que a lo largo de todo un contrato de préstamo hipotecario puede resultar una cantidad muy alta.

175.000€ x 3% / 360 = 14,58€ de interés diario

14,58€ x 365 días = 5.321,70€ de interés anual

Vemos que, al cabo de un año, el perjuicio por aplicación de esta cláusula seria de 73 euros; lo que al cabo de toda la vida del préstamo resultaría un perjuicio de 2.190 euros que la entidad bancaria ha cobrado injustificadamente del cliente.

Es evidente que este tipo de cláusulas generan un desequilibrio importante entre los derechos y obligaciones de las partes; es por ello que cada vez son más las sentencias que declaran la nulidad de este tipo de cláusulas por abusivas.

Si desea ampliar información, contacte con nuestro equipo de asesores:

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad

Autorizo recibir ofertas y promociones, así como otra información comercial y de interés