LA EMPRESA Y LA PROPIEDAD INTELECTUAL: LA IMPORTANCIA DE LA MARCA

En Tarinas somos conscientes que actualmente estamos inmersos en un nuevo hito histórico: la era digital; que ha supuesto una importante revolución en todos los ámbitos del derecho. En consecuencia, ha surgido una nueva vía de estudio y/o especialización: el derecho de las nuevas tecnologías (conocido como “TIC”).

Por otro lado, somos conscientes que más allá del entorno profesional, en nuestra vida personal cada vez está más presente el uso de las nuevas tecnologías. En esta línea, teniendo en cuenta las estadísticas, en poco más de una década se observa un crecimiento sin precedentes que ha contribuido a transformar los flujos económicos; puesto que el impacto económico de las tecnologías digitales, especialmente el uso de internet, ha fomentado el crecimiento del PIB, de la productividad y del trabajo.

Importancia de la marca

La Propiedad Intelectual

En este sentido, desde Tarinas contamos con un equipo multidisciplinario en constante formación y/o adaptación a las nuevas necesidades de las empresas y de nuestros clientes. Por este motivo, prestamos todo tipo de servicios en materia de propiedad intelectual. De este modo, hay que advertir que la propiedad intelectual, en sentido amplio, comprende:

  • La propiedad intelectual, en sentido estricto. Es decir, la protección de los derechos de autor y derechos conexos, así como
  • La propiedad industrial, es decir, el registro, la concesión y la protección de: marcas, nombres de dominio, patentes, diseños de utilidad y secretos empresariales, entre otros.

Protección de la Propiedad Intelectual

Así pues, como expertos en la materia, a Tarinas nos parece lógico afirmar que proteger tu propiedad intelectual, especialmente tu marca, es una decisión comercial. Concretamente, su protección comporta el surgimiento de una serie de derechos y obligaciones que derivan de:

  • La Ley 17/2001, de 7 de diciembre, de Marcas.
  • El Real decreto legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el cual se aprueba el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual.
  • La Ley 1/2019, de 20 de febrero, de Secretos Empresariales.
  • La Ley 15/2007, de 13 de julio, de Defensa de la Competencia.

Signos distintivos de la Marca

Recientemente y con el objetivo que el ordenamiento jurídico vigente se adapte en las nuevas tecnologías se ha producido una reforma del sistema europeo de marcas. Entre otras cuestiones, se ha eliminado el tradicional requisito de representación gráfica para poder registrar una marca. Por lo tanto, en la actualidad, los signos distintivos que pueden constituir una marca son:

  1. Las palabras, números u otras combinaciones tipográficas que sirven para identificar a las empresas (la marca denominativa).
  2. Las imágenes, figuras, símbolos, dibujos y/o colores (la marca figurativa).
  3. Las formas tridimensionales, los envases, la forma del producto y/o su presentación (la marca tridimensional).
  4. Una combinación de imágenes y/o sonido (la marca multimedia).
  5. Cualquier otra combinación de signos con carácter enunciativo. Por ejemplo:
    1. Los elementos con características holográficas (la marca holográfica)
    2. El movimiento o cambio de posición de los elementos de una marca (la marca de movimiento).

Concepto de Marca

Teniendo en cuenta este cambio, el concepto de la marca permite:

  • Indicar un determinado origen empresarial o servicio de la empresa que la registra.
  • Garantiza al consumidor que los productos o servicios que identifica tienen determinadas características de calidad.
  • Crea una relación de confianza con el consumidor comprometiendo y mejorando la reputación de la empresa.
  • Tiene una importante función publicitaria.

Otros signos distintivos de la Marca

Aun así, en Tarinas compartimos la filosofía que proteger nuestra identidad es una inversión; y mediante el régimen jurídico de la Ley de Marcas también gestionamos la protección otros signos distintivos, en especial:

  • Los nombres comerciales: que distinguen a la empresa en el tráfico económico; pudiendo coincidir o no con la denominación social (que lo distingue en el tráfico jurídico a la empresa solicitante). Entonces, a diferencia de la marca, el nombre comercial no se protege ni pretende distinguir diferentes productos y/o servicios de esta.
  • Los nombres de dominios: signos distintivos atípicos vinculados a la marca o un nombre comercial que se caracterizan para ser únicos. Se trata de otro activo comercial intangible, así como de un nombre fácil de recordar asociado a una dirección IP física de Internet.

Reputación Digital

Su registro no es excesivamente costoso y, por lo tanto, puede ocasionar a su titular un mayor beneficio; en comparación al coste que puede generar la gestión de cualquier conflicto relacionado con el nombre de dominio. Es una estrategia de reputación digital que hace posible aparecer de manera más fácil a través de palabras claves relacionadas con la marca. Por lo tanto, te ayudamos a:

  • Evitar funcionalidades web que puedan comprometer a tu marca.
  • Realizar una buena investigación inicial.
  • Gestionar el dominio y el sitio web debidamente.
  • Participar en la resolución de conflictos que se derivan de la utilización indebida o registro de nombres de dominio con ánimo de lucro (cybersquating o ciberocupación).

Por todo lo anterior, si eres una persona física o jurídica, de derecho público o privado y quieres registrar tu marca, no dudes en ponerte en contacto; y beneficiarte de nuestros servicios de:

  • Asesoramiento jurídico para analizar correctamente los riesgos y ventajas que comporta la utilización de la marca de un proyecto empresarial ajeno o propio; siendo necesario, la realización de un informe de viabilidad registral previo en el ámbito nacional, europeo y/o internacional. Así como, si el cliente lo estima oportuno, gestionar y tramitar el procedimiento registral correspondiente.
  • Vigilancia de marcas, para advertir a nuestro cliente de la existencia de nuevas solicitudes de marcas que pueden ser idénticas o similares a las cuales se podría oponer.
  • Defensa jurídica en relación a los derechos y obligaciones que se derivan de la normativa vigente.

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad

Autorizo recibir ofertas y promociones, así como otra información comercial y de interés