El futuro Instituto Nacional de Datos

Big Data

¿Qué es el Instituto Nacional de Datos?

El Instituto Nacional de Datos es un organismo autónomo dependiente de la Administración General del Estado, cuya creación está prevista para el año 2020. El gobierno ha incluido esta proposición en el plan estratégico de I+D+I en Inteligencia Artificial; con el objetivo de que dicho instituto gestione toda la información de los ciudadanos recogidas por los ministerios y las Administraciones Públicas.
Este organismo sería el encargado de coordinar todos los datos personales en poder de distintas entidades y administraciones; de vigilar, controlar y supervisar toda la información personal de los ciudadanos que manejen, usando para dicha gestión la Inteligencia Artificial.

La Inteligencia Artificial (‘IA’) es aquella llevada a cabo cuando una máquina es un agente flexible que percibe su entorno y realiza acciones que maximizan sus posibilidades de éxito en algún objetivo o tarea.

Este plan se plantea frente a la necesidad de analizar, usar, organizar y explotar la enorme cantidad de datos generados en el ámbito de la Administración Pública. Su objetivo es utilizar la Inteligencia Artificial para sacar el máximo rendimiento a la información personal; modelando, analizando, utilizando y explotando de forma segura y ética la ingente cantidad de datos abiertos y públicos generados por las administraciones. Es decir, su objetivo es obtener el máximo partido de los datos abiertos y agregados; buscando cruzarlos y analizarlos a fondo para tomar decisiones en función de esos resultados.

¿Qué permitirá el Instituto Nacional de Datos?

Coordinará la información personal con la finalidad de adaptar los servicios públicos y la toma de decisiones a las necesidades de cada persona. Además, se creará un Plan de Datos Nacional el cual se mantendrá actualizado periódicamente.

Para ello, será estrictamente necesario establecer una formación especializada en Inteligencia Artificial a los funcionarios públicos; para poder sacar el máximo provecho y así poder contribuir a la mejora de las políticas públicas.

En definitiva, el Instituto Nacional de Datos permitiría ofrecer una mejora en los servicios públicos; así como colaboraciones con entidades privadas en las que se compartan datos que permitan ofrecer servicios innovadores de valor añadido.

Así pues, también coordinará los datos personales en posesión de las entidades privadas; siempre que se respeten las regulaciones de privacidad y protección de datos en beneficio de la ciudadanía y del funcionamiento de las administraciones públicas.

Coordinación de la Información

El principal eje central es la coordinación de la información de las personas que efectivamente utilizan los servicios públicos de un municipio; aunque no estén empadronados en él, es decir, los turistas que nos visitan, para adaptar estos servicios públicos adecuadamente. Esto se debe a que el turismo tiene una importancia esencial en España, y es por eso que el gobierno ha decidido desarrollar esta institución para dotar el sector de la última tecnología; haciendo que las empresas puedan incrementar sus ingresos y promocionar sus bienes y servicios, ofreciendo a los turistas servicios adaptados a sus necesidades y que, en consecuencia, estos aumenten su gasto.

El tipo de datos utilizados en el sector serían, por ejemplo: datos para crear experiencias adaptadas a las preferencias, educación, origen o poder adquisitivo. En general, no son datos muy complejos de conseguir, ya que se trata de información que tienen las administraciones públicas; además de la que pueda obtenerse de las redes sociales e Internet.

Las Operadoras de telefonía móvil

No obstante, en el desarrollo de esta nueva institución, el Instituto Nacional de Estadística ha optado por comprar los datos a las operadoras de telefonía móviles; quienes a día de hoy pueden tener más datos del comportamiento de los ciudadanos que el propio Estado. Hecho que resulta cuestionable a la luz de la normativa en materia de privacidad y protección de datos.

Al recabar datos personales publicados en redes sociales e Internet podría infringirse el derecho a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de datos de las personas físicas. Ello comporta que los datos se deban compartir de forma anónima; ya que la normativa en materia de protección de datos busca proteger los derechos personales de los ciudadanos. En este sentido, cabe remarcar que la ley establece que todo interesado tendrá derecho a no ser objeto de una decisión basada únicamente en el tratamiento automatizado, incluida la elaboración de perfiles, que produzca efectos jurídicos en él o le afecte significativamente; por lo tanto, uno de los principales problemas que conllevaría la práctica del Instituto Nacional de Datos sería el sometimiento de los ciudadanos a decisiones automatizadas sin que los mismos cuenten con la información legal adecuada sobre cómo se han conseguido estos perfiles.

National Data Analytics Solutions

Para acabar, a modo de ejemplo, comentar que en el Reino Unido ya se ha llevado a cabo el ‘National Data Analytics Solutions’. Sistema que combina Inteligencia Artificial y datos estadísticos; para que las fuerzas y cuerpos de seguridad ingleses puedan llegar a conocer el riesgo que existe de que un ciudadano del país cometan determinados delitos. Aunque en este caso los datos no son agregados, sino personales; hecho que vulneraría claramente la intimidad y la protección de datos de las personas físicas; pero los británicos alegan que en este caso debe prevalecer la seguridad física de las personas.

Desde Tarinas consideramos muy importante mantener informados a nuestros clientes; así como a todos aquellos que aún no nos conozcan, pero la materia les pueda resultar de especial interés, sobre las previsiones adoptadas por las autoridades. Por ello, os dejamos a vuestra disposición el siguiente enlace donde encontraréis la Estrategia española de I+D+I en inteligencia artificial que contempla la creación del Instituto Nacional de Datos

Para cualquier duda o consulta no duden en llamarnos y estaremos encantados de atenderles.