En la era actual, donde la eficiencia energética y la sostenibilidad son cada vez más importantes, es crucial que los contribuyentes estén al tanto de las deducciones fiscales disponibles para promover estas prácticas. Si estás pensando en realizar obras de eficiencia energética de tus viviendas, estás de suerte.

En este artículo, te presentaremos las deducciones energéticas en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas para el año 2022, permitiéndote ahorrar dinero y contribuir al cuidado del medio ambiente. ¡Prepárate para disfrutar de los beneficios fiscales y energéticos!

Deducciones energeticas

¿Qué son las deducciones energéticas en el IRPF?

Las deducciones energéticas en IRPF  son beneficios fiscales que se aplican a los contribuyentes que realicen obras de mejora en sus viviendas para reducir el consumo energético y aumentar la eficiencia. Estas deducciones buscan fomentar la adopción de medidas sostenibles, como la instalación de paneles solares, el cambio de ventanas por otras más eficientes o la mejora del aislamiento térmico entre otros.

Beneficios fiscales en IRPF 2022:

En el año 2022, se establecen deducciones fiscales en IRPF por obras de eficiencia energética que se clasifican en tres categorías diferentes;

Deducción por obras para la reducción de la demanda de calefacción y refrigeración

Aquellas que permitan reducir la demanda de calefacción y refrigeración de la vivienda en al menos un 7%. La base de la deducción serán las cantidades satisfechas por las obras realizadas desde el 6 de octubre de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2023, con un máximo de 5.000 euros. El porcentaje de la deducción será del 20 por ciento.

Deducción por obras para la mejora en el consumo de energía primaria no renovable

Las que logren reducir en al menos un 30% el indicador de consumo de energía primaria no renovable o lograr una mejora de la calificación energética de la vivienda para obtener una clase energética “A” o “B”. La base de la deducción proviene de las cantidades satisfechas por las obras realizadas desde el 6 de octubre de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2023, con un máximo de 7.500 euros y el porcentaje de deducción es del 40 por ciento, incrementando en 2.500 euros respecto a la deducción por obras de reducción de calefacción y refrigeración y doblando el porcentaje del 20%.

Las dos primeras deducciones descritas tienen las siguientes características comunes:

  • En qué viviendas se pueden realizar las obras:

Puedes realizar las obras en tu vivienda habitual o en cualquier otra de tu titularidad que tengas arrendada para uso como vivienda o en expectativa de alquiler, siempre que la alquiles antes del 31 de diciembre de 2024. En todo caso no podrás aplicar la deducción por la parte de la obra que realices en plazas de garaje, trasteros y otros elementos análogos, ni en la parte de la vivienda destinada a una actividad económica.

  • Plazo para realizar las obras

El plazo para poder desarrollar las obras comprende el periodo desde el 6 de octubre de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2023 ambos inclusive.

  • Periodo impositivo para aplicar la deducción:

Se debe aplicar la deducción correspondiente en el momento en que se expida el certificado de eficiencia energética una vez finalizadas las obras, en todo caso, el certificado deberá ser expedido antes del 1 de enero de 2024.

Deducción por obras de rehabilitación energética

Harán referencia a todas aquellas obras que permitan reducir el consumo de energía primaria no renovable, en un 30 por ciento como mínimo, o bien, la mejora de la calificación energética del edificio para obtener una clase energética «A» o «B», en la misma escala de calificación. Estas se deberán realizar en viviendas, plazas de garaje y trasteros de edificios residenciales excluidas la parte de la vivienda que este afecta a actividades económicas.

Los períodos impositivos que dan derecho a aplicar la deducción serán los comprendidos entre 2021,2022,2023 y 2024 ambos inclusive y la base de la deducción será de las cantidades destinadas desde el 6 de octubre de 2021 hasta finalización del período impositivo con un máximo de 5.000 euros. Por último, el porcentaje de deducción será del 60 por ciento de las cantidades satisfechas suponiendo la deducción con mayor porcentaje deducible de las tres anunciadas.

Requisitos y documentación necesaria

Para poder beneficiarte de las deducciones energéticas en IRPF, es fundamental cumplir con ciertos requisitos y presentar la documentación correspondiente. Por lo general, se requiere la emisión de un certificado de eficiencia energética anterior y otro posterior a la finalización de las obras que acredite las mejoras realizadas, así como facturas y justificantes de los gastos efectuados. Es importante mantener todos los documentos respaldatorios para poder presentarlos correctamente en caso de requerimiento por parte de la Administración.

En Tarinas Law & Economy sabemos que las deducciones energéticas en el IRPF no solo representan una oportunidad para ahorrar dinero, sino también para contribuir al cuidado del medio ambiente. Al realizar mejoras en tu vivienda, no solo estarás reduciendo tu carga fiscal, sino también invirtiendo en un futuro más sostenible.
Nuestro equipo de asesores fiscales especializados en este ámbito está listo para brindarte el asesoramiento necesario.

Te ofrecemos un servicio personalizado en el que analizaremos tu situación específica y te proporcionaremos las mejores estrategias para aprovechar al máximo las deducciones disponibles. No pierdas la oportunidad de beneficiarte de estos incentivos fiscales mientras contribuyes al cuidado del planeta. ¡Contacta con nosotros hoy mismo!

Déjanos tu mensaje y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible

    Acepto la Política de Privacidad.

    Autorizo recibir ofertas y promociones, así como otra información comercial y de interés del grupo de empresas de Tarinas.

    Contacto

    También puedes contactar con nosotros por teléfono, email y redes sociales.

    93 11 55 111
    93 766 06 52
    67 22 12345
    tarinas@tarinas.com