Si después de leer este artículo tienes alguna otra duda más, no dudes en ponerte en contacto con nuestro departamento fiscal y contable.

¿Cuándo puedo deducirme a mis hijos?

Como sabrás, el IRPF es un impuesto personal y directo que grava los rendimientos obtenidos por el contribuyente, pero tambien tiene en cuenta las circunstancias personales y familiares de cada uno. En la declaración de la renta, existe el mínimo personal y familiar, que cuantifica aquella parte de la renta que, por destinarse a satisfacer las necesidades básicas personales y familiares del contribuyente, no se someten a tributación. Concretamente, no se reducen los rendimientos obtenidos, sino que se aplica la tarifa impositiva de cada uno al mínimo personal y familiar, y se resta del resultado.

Aquí te explicamos como ahorrar en la declaración de la renta si eres padre o madre trabajador/a.

Opinión: la explicación de que ese mínimo familiar es para no gravar con impuestos a las necesidades básicas personales y familiares es harto peregrina, ya que estas necesidades son mucho mayores que la cantidad por mínimo personal y familiar. En todo caso, sirve para discriminar mínimamente a favor de los que tienen hijos o familiares dependientes a su cargo.

Concretamente, el mínimo por descendientes (hay más mínimos, como el propio de cada uno, ascendientes, por discapacidad…) solo podrá aplicarse cuando el descendiente sea menor de 25 años a 31 de diciembre del ejercicio en cuestión y conviva con el contribuyente. En caso de separación o divorcio, se prorrateará entre ambos cuando exista custodia compartida y sino, irá en función de lo que dicte el convenio regulador. Además, el descendiente no puede haber obtenido rentas superiores a los 8.000 euros (importe bruto) o en ningún caso presentar la declaración de la renta con rentas superiores a los 1.800 euros.

Curiosidades de la declaración de la renta

¿Puedo aplazar el pago de la declaración de la renta?

Efectivamente si le sale un resultado a pagar demasiado elevado para tu situación financiera actual, no solo puedes optar por fraccionar el pago en dos veces, sino que también puede pedir un aplazamiento a un máximo de 24 meses para poder efectuar el pago unos meses más tarde o incluso poder fraccionar el pago total en cuotas mensuales. Sin embargo, y a diferencia del pago fraccionado en dos veces que todos conocemos, el aplazamiento sí que devenga intereses por lo que Hacienda nos cobrará un 3% de interés anual, aunque suele ser una alternativa mejor que la de ir a una entidad financiera.

Una persona fallecida, puede estar obligada a presentar la declaración de la renta

En junio de cada año, presentamos la declaración de la renta del ejercicio anterior, por lo que una persona fallecida a principios de 2023 o incluso durante el propio 2022 puede estar obligada a presentar la declaración de la renta sea cual sea el resultado, por haber superado el mínimo de 22.000 euros o tener ingresos de alquileres que lo conviertan en obligado. No obstante, en caso de que la declaración tenga un resultado a devolver habrá que presentar, junto con la declaración, el modelo H-100 ya que sino Hacienda no procederá a su devolución.

Hacienda no lo sabe todo

Hacienda funciona mediante complejos sistemas de cruces de datos, lo que significa que los ingresos que Vd. haya percibido durante 2022, habrán sido informados a Hacienda de forma previa por el pagador de éstos en la mayoría de los casos o llegarán de forma posterior al periodo de la declaración.

Por ello, es muy importante revisar los datos fiscales de nuestra declaración de la renta ya que pueden aparecer errores que proceden de las declaraciones que hayan presentado los pagadores de dichas rentas, por lo que los datos que aparecen en el borrador son datos declarados por otras personas que pueden contener errores y costar dinero y dolores de cabeza.

Además, en caso de que Hacienda detecte el error, aunque haya sido cometido por la misma autoridad fiscal, la responsabilidad siempre recae sobre el titular de la declaración, nunca va a ser asumida por las autoridades, aunque acudamos a la propia administración a que nos la presente un funcionario público. El hecho de declarar algo incorrecto en nuestra declaración puede conllevar sanciones de un 50% hasta un 150% del importe que se derive.

Que no esté obligado a hacer la renta no significa que no le salga a devolver

Hay muchas personas que por no llegar a los mínimos a partir de los cuales quedan obligados a hacer la declaración, no muestran interés en ella, ya sea por miedo o desconocimiento, o falta de interés. Pues bien, puede darse el caso en que tus pagadores le hayan aplicado retenciones elevadas y que, al aplicar deducciones o los mínimos antes comentados, le salga un resultado a devolver y pueda declamar la devolución de ese dinero.

Eso no le va a obligar a presentar la declaración cada año, pues el IRPF es un impuesto periódico que se limita a grabar el año natural concreto.

¿Sabes que el IRPF es un impuesto progresivo?

Los impuestos progresivos son aquellos cuyos tipos impositivos se incrementan a medida que incrementa la capacidad económica. Como el IRPF va por tramos, los ingresos totales se distribuyen en diferentes escalones y cada tramo tributa a una cantidad especifica.

Tambien habrá oído que, si salta de tramo porque le han subido el sueldo, puede acabar cobrando incluso menos que antes. Esto no es cierto, ya que si al subirle el sueldo pasa a otro tramo, lo único que tributará en ese último tramo es la parte que lo ha sobrepasado. Por ejemplo, estoy en el segundo tramo porque cobro 15.000 euros anuales, los primeros 12.450 euros tributarán al 19%, y el resto pasará al siguiente tramo (24%).

Base imponibleTipo a aplicar
Desde 0 € hasta 12.450 €19%
Desde 12.450 € hasta 20.200 €24%
Desde 20.200 € hasta 35.200 €30%
Desde 35.200 € hasta 60.000 €37%
Desde 60.000 € hasta 300.000 €45%
Más de 300.000 €47%

Devoluciones de impuestos. ¿en qué plazo?

Si tardan en devolvernos el importe de la renta, no es porque esté mal.

Lo más habitual es que nos devuelvan el dinero en un breve espacio de tiempo, incluso antes de haber finalizado la campaña. Sin embargo, si tras varias semanas no nos han devuelto el importe no hay que preocuparse, pues legalmente, Hacienda tiene hasta 6 meses a contar desde el 30 de junio para hacernos efectiva la devolución. Y si lo hacen después deben satisfacer intereses.

Diversas remuneraciones a lo largo del año. Previsión para evitar sustos.Si durante el año hemos tenido cambios en nuestra situación laboral, es más probable en algún momento se hayan aplicado retenciones diferentes a la que nos correspondería si miramos la suma de todos los rendimientos obtenidos. Y no es que las retenciones practicadas se hayan realizado incorrectamente; cada empresa está obligada a retener en función del total de remuneraciones previstas durante el año; y no tiene por qué tener en cuenta otros empleos simultáneos o anteriores, salvo que, el trabajador solicite que se tengan en cuenta para determinar un porcentaje de retención superior.

Puede ser que, al entrar en un trabajo nuevo, no sepan de nuestra situación anterior y apliquen una retención acorde a la situación actual y ello puede conllevar a tener que pagar esa diferencia en la declaración.

Por todo ello, desde Tarinas queremos hacer ver a nuestros clientes de la complejidad de la declaración de la renta y que cualquier duda sea resuelta por un profesional en la materia, ignorando comentarios y falsas creencias populares.

Déjanos tu mensaje y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible

    Acepto la Política de Privacidad.

    Autorizo recibir ofertas y promociones, así como otra información comercial y de interés del grupo de empresas de Tarinas.

    Contacto

    También puedes contactar con nosotros por teléfono, email y redes sociales.

    93 11 55 111
    93 766 06 52
    67 22 12345
    tarinas@tarinas.com