7 mentiras que siempre habías creído sobre la declaración de la renta

Todo el proceso que envuelve la campaña de renta está repleto de falsas teorías que pese a no ser verdad, siguen repitiéndose cada año y como lo dice todo el mundo, nos las acabamos creyendo. Es por eso, que en Tarinas Law and Economy queremos dejar claro a través de este escrito, lo que es cierto y lo que no… de hecho, la mayoría de ellos te resultaran familiares y los habrás escuchado muchas veces.

Bulos y leyendas urbanas sobre la declaración de la renta

1. ¿Cuántas veces has escuchado que si tienes dos pagadores, te va a salir a pagar mucho en tu declaración?

He aquí el primer bulo, es totalmente falso que el hecho de tener varios pagadores implica que te va a salir a pagar más en tu declaración.Lo que realmente sucede es que cuando en un año se tienen varios pagadores, suele ser porque se trata de trabajos de temporada o puntuales en los que la retención que te aplican es del 2% y, por ende, al hacer tu declaración el resultado va a ser más desfavorable.

También sucede esto cuando el segundo pagador es la prestación por desempleo, ya que este no lleva retención y cuando llega la renta, toca abonar todo lo que no te han retenido durante el año. Si nosotros anticipamos esta situación y pese a tener varios pagadores, ¡solicitamos una retención mayor acorde a la cantidad percibida, cuando llegue la renta no tiene por qué salir un resultado a pagar!

2. “Si hago la renta un año, tengo obligación de hacerla siempre”

Este es quizá el más extendido… el IRPF es un impuesto periódico por lo que tiene como objeto un periodo de tiempo concreto que se limita al año natural, por lo que la obligación de declarar dependerá de las circunstancias y rendimientos de ese periodo concreto sin vincular otros años.

3. “Yo acepto el borrador y me despreocupo”

Debemos tener en cuenta que los datos que aparecen en el borrador son los que han sido declarados por tus pagadores, por lo que pueden contener errores. Además, hay cosas más específicas, como algunas deducciones y donaciones, la cantidad abonada como autónomo y gastos deducibles en general que pueden no aparecer en el borrador.

Mucho cuidado con esto, porque no solo puede perjudicarte en el resultado, sino que, si al aceptar el borrador algo se declara de forma incorrecta, ¡el responsable eres tú!

4. Acceder al borrador te obliga a presentarla.

La declaración de la renta no se da por presentada hasta que se confirma su entrega, justo en el momento en que te hace “firmar” la declaración. El hecho de acceder a mis datos fiscales, consultar el borrador o incluso modificarlo, no resulta vinculante ni te obliga a nada.

5. “Si me suben el sueldo y salto de tramo, puedo acabar cobrando menos.”

Tampoco es cierto, dado que es un impuesto progresivo. Por lo que cada parte de tus ingresos se repartirán en tramos, así que si al subirte el sueldo, pasas a otro tramo, lo único que tributará en ese último tramo es la parte que ha hecho que subas. Por ejemplo, estoy en el segundo tramo porque cobro 15.000 euros anuales, los primeros 12.450 euros tributarán al 19%, y el resto pasará al siguiente tramo (24%).

Otra cosa es el porcentaje de retención que será aplicable al nuevo salario. Este porcentaje se aplica sobre toda la remuneración, y en algunos casos puede producir la sensación que el incremento de salario no se nota en la medida que uno querría, y en casos muy particulares, si el aumento es pequeño podría dar lugar a un salto en el tipo de retención que implicara una percepción mensual ligeramente menor.

Base Imponible Tipo a aplicar
Desde 0 hasta 12.450€ 19%
Desde 12.450€ hasta 20.200€ 24%
Desde 20.200€ hasta 35.200€ 30%
Desde 35.200€ hasta 60.000€ 37%
Desde 60.000€ hasta 300.000€ 45%
Más de 300.000€ 47%

6. Si te sale a pagar es porque has ganado mucho.

Es cierto que existe una correlación directa entre tus ingresos y el impuesto que debas abonar al Estado, pero hay que analizar el impuesto en valor absoluto y no solo en campaña de renta. No solo pagamos IRPF durante la campaña de renta, sino que también nos es descontado en cada mensualidad (rendimientos del trabajo).

Por ende, alguien con un sueldo elevado puede repartir su tributación durante el año con una retención alta y que, al llegar la campaña de renta, resulte que haya tributado de más, por lo que le salga la declaración a devolver. También puede tener ciertas circunstancias personales (hijos, hipoteca, discapacidad) que reduzcan su tributación.

7. “Los ricos” pagan menos.

Esta afirmación es totalmente falsa, de hecho, el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas es un impuesto progresivo, lo que significa que, a mayor poder adquisitivo, mayor porcentaje de carga impositiva. No que pagues una cantidad mayor en valor absoluto, sino que el porcentaje que se te aplica es mayor que a alguien con menor poder adquisitivo.

Precisamente España es un país donde el tipo marginal es más elevado para ingresos medios que sean superiores a 60.000 euros, en cuyo caso la cantidad que sobrepase esta cifra se somete a un tipo marginal del 45%.

Desde Tarinas Law and Economy animamos a nuestros clientes a plantearnos sus consultas en nuestro departamento fiscal y contable,  de cara a la declaración de la renta y a contactarnos si se conoce algún caso que no hayamos mencionado.

Déjanos tu mensaje y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible

    Acepto la Política de Privacidad.

    Autorizo recibir ofertas y promociones, así como otra información comercial y de interés del grupo de empresas de Tarinas.

    Contacto

    También puedes contactar con nosotros por teléfono, email y redes sociales.

    931 155 111
    937 660 652
    672 212 345
    tarinas@tarinas.com