El pasado miércoles, la Comisión Europea abrió un procedimiento de infracción contra el Gobierno Español por no haber trasladado, al completo, la Cuarta Directiva Europea en Prevención del Blanqueo de Capitales y Financiación del Terrorismo (2015/849).

Con la legislación actual en España en esta materia, dicha Directiva se considera parcialmente transpuesta pero, sin embargo, todavía se tienen que realizar muchas otras modificaciones que no se han llevado a cabo, tales como el refuerzo de las sanciones, la nueva definición de país tercero equivalente, la eliminación de los supuestos tasados de las medidas simplificadas de diligencia debida, la creación del OCP, entre otras.

El límite del plazo para que los Estados Miembros de la Unión Europea transpusieran la mencionada Directiva a sus respectivas legislaciones nacionales finalizó el 26 de junio de 2017. Por ello, la comisaria de Justicia, Vera Jourova, ha reclamado: “Apremio a España a aprobar las nuevas reglas contra el blanqueo de capitales lo antes posible. Una transparencia más estricta ayudará a cortar la financiación terrorista y a mejorar la lucha contra el blanqueo de capitales y la evasión fiscal”.

Este procedimiento de infracción puede derivar, en caso de seguir incumpliendo con el deber de transposición completa, en una denuncia ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Por todo lo expuesto, se espera que en breves se apruebe en España una nueva normativa en Prevención del Blanqueo de Capitales y Financiación del Terrorismo, que se ajuste a las nuevas exigencias que emanan de la Cuarta Directiva Europea.

Desde TARINAS CONSULTING & LEARNING venimos avisando de las modificaciones que se van a introducir por la Cuarta Directiva desde junio de este año.
Si tienen cualquier duda al respecto, estamos a su entera disposición.